Técnicas de relajación para estudiantes

Técnicas de relajación para estudiantes
meditation-1384758_1920

Los días de exámenes muchas veces se desarrollan entre apuntes, agobios, dormir poco y estrés. Las fechas se acercan, el estudio se vive de manera intensa y muchas veces da lugar a una mala alimentación o hábitos de sueño poco sanos. Sin embargo, existe la posibilidad de hacer que esta época sea más llevadera si se crea un buen ambiente y una atmósfera más propicia y saludable en tu propia área de estudio.
Si, por ejemplo, el estudiante tiene una habitación propia para estudiar, es muy importante que esta se mantenga limpia y ordenada. Esto ayuda a conservar una mente clara, mucho más abierta a la jornada de estudio que se aproxima.
 

Respiración profunda para relajarse

Una técnica de relajación para los estudiantes muy sencilla y al alcance de todos es la respiración profunda. Aunque parezca demasiado obvia, ayuda a parar las cabezas que empiezan a agobiarse con la ansiedad y el acecho de los exámenes. Inspirar profundamente, sostener el aire unos segundos e ir soltándolo poco a poco es la sencilla técnica que permite que nos relajemos en tan solo unos segundos. Repetir esto las veces que sean necesarias y, así, se disminuye la velocidad de la respiración.