Lectura rápida para mejorar el rendimiento académico

Lectura rápida para mejorar el rendimiento académico
lectura rápida

Si este curso que ha terminado tus calificaciones no han sido las que esperabas y quieres mejorar, tal vez tengas que cambiar tus técnicas de estudio. Una de ellas puede ser el modo en que lees los apuntes con intención de ir reteniendo de entrada información. Hoy, desde Hogar Universitario Nuestra Señora del Pilar, os hablamos de cómo podéis hacer que la lectura rápida os sea de gran ayuda.

LECTURA RÁPIDA: CÓMO SACARLE EL MAYOR PARTIDO

Aunque es posible que al primer intento no funcione, no hay que desistir. Hay que tener en cuenta algunas recomendaciones para que esta fórmula funcione correctamente, tal y como os destacamos a continuación:

Señalar

Cuando nos ponemos a estudiar, podemos hacerlo en silencio o en voz alta, pero leyendo. Al hacerlo, muchos de nosotros no utilizamos ningún elemento de ayuda que nos indique en todo momento en el punto de la lectura en el que nos encontramos. Si usamos algo como un lápiz, un bolígrafo, o incluso nuestro dedo, para marcar por donde vamos, aumentaremos el nivel de concentración ya que evitaremos saltos de línea y se hará una lectura uniforme.

Ejercicios visuales

La lectura rápida puede parecer algo fácil, pero para quien no está acostumbrado a ella, puede ser resultar complicada. No obstante, con hacer algunos ejercicios visuales, es posible aumentar la velocidad de lectura y que así esta técnica sea todo lo útil que puede ser. Uno de los que podéis hacer es mover la mirada a través de distintos puntos manteniendo un ritmo constante.

En nuestra próxima publicación os hablaremos de los diferentes tipos de lecturas rápidas que podéis hacer.

28th julio, 2021